HUMANIDAD

La espada más mortífera de la historia

Quienes no son expertos en armas blancas, podrían asegurar que la pieza más mortífera de la historia es la katana. Pero sería un error. De hecho, el arma preferida del célebre Quentin Tarantino ni siquiera es una verdadera espada, sino que se trata de un sable. Por eso, el gladius hispaniensis del Imperio Romano es la pieza más devastadora que se ha conocido.

Una de sus principales virtudes fue poseer una hoja ancha y ligera capaz de provocar heridas extremas. Aquel que la empuñara podía desmembrar brazos, piernas y cabezas de un solo golpe, o atravesar completamente al enemigo. Y a diferencia de la katana, podía ser manipulada tan solo con una mano, sin necesidad de tener una destreza particular para utilizarla.

1102.H.Espadas.jpg

Por sus múltiples virtudes, la gladius fue la clave de la victoria en incontables batallas del Imperio Romano durante 700 años. La combinación de la espada junto con el scutum (escudo) resultaba un combo letal y efectivo durante los enfrentamientos. Ningún arma, ni blanca ni de fuego, se consagró durante tanto tiempo como un objeto de élite militar. Aunque también era utilizada por civiles, porque su pequeño tamaño permitía que fuera fácil de portar y ocultar bajo las togas.

En la actualidad, el objeto que más se asemeja a las características de la prestigiosa espada es el machete. Aunque técnicamente no es un arma, sino que se trata de una herramienta, durante un combate su uso sería bastante similar al de una gladius.


Fuente: meristation.as.com

Imágenes: Shutterstock / By No machine-readable author provided. Rama assumed (based on copyright claims). - No machine-readable source provided. Own work assumed (based on copyright claims)., CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=6774806